¿Las placas de inducción se calientan y se pueden tocar?

¿Alguna vez te has preguntado si las placas de inducción se calientan y se pueden tocar? Si eres un aficionado a la cocina o simplemente estás considerando instalar una placa de inducción en tu hogar, esta pregunta puede ser de suma importancia. Afortunadamente, estamos aquí para resolver todas tus dudas sobre este tema. En este artículo, exploraremos los distintos factores que determinan si las placas de inducción se calientan y si son seguras al contacto. Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber al respecto.

Las placas de inducción son actualmente la mejor tecnología de cocción disponible en el mercado.

Apoya y es compatible con las cocinas de estilo de vida moderno y ofrece beneficios como eficiencia energética y bajo mantenimiento.

Y lo mejor es que estas placas de inducción son extremadamente seguras de usar y extremadamente eficientes energéticamente.

Si bien convierten la electricidad en un campo magnético que se utiliza para cocinar, la superficie sobre la que descansan los utensilios de cocina permanece fría, a diferencia de las estufas de gas o eléctricas.

Así que si lo tocas accidentalmente, no te preocupes.

Sin embargo, hay algunas cosas que debe tener en cuenta al utilizar una placa de inducción (consulte las secciones posteriores de este artículo).

Si buscas una placa de inducción segura, duradera y fácil de usar, te recomiendo que le eches un vistazo Placa de inducción Max Burton.

Debido a sus excelentes ventajas, cada vez más personas pasan de las placas de gas o eléctricas a las de inducción.

Related articles: Induction Vs Gas Cooktops | Induction Vs Electric Cooktops

¿Se calientan las placas de inducción?

Antes de presentarte cómo funcionan estas placas de inducción, me gustaría responder a tu pregunta.

Las placas de inducción se calientan, pero sólo donde se colocan los utensilios de cocina.

Esto significa que son seguras e incluso si tocas la zona de cocción de una placa de inducción cuando está encendida, no hay riesgo de quemaduras.

Sin embargo, tenga cuidado ya que esto calentará los utensilios de cocina y no debe tocar los utensilios de cocina calientes.

Además, es posible que quede calor residual en los utensilios de cocina si acaba de cocinar algo encima. Este calor residual suele disiparse rápidamente, pero aun así hay que tenerlo en cuenta. Por lo tanto, es mejor no tocar la zona de cocción inmediatamente después de su uso (sin embargo, sólo tarda unos segundos en enfriarse).

¿Cómo generan calor las placas de inducción?

Calor sin fuego… ¿cómo? No es magia.

Es ciencia aplicada. La ciencia detrás de una placa de inducción.

El calor surge directamente del recipiente en el que se cocinan los alimentos. La placa de cocción no genera calor por sí misma, sino que lo induce en el recipiente.

Con una placa de inducción, se elimina el paso intermedio de calentar un quemador y luego transferir el calor a la olla.

Esta es también la razón por la que la placa sólo se calienta cuando está encendida si hay una sartén/olla encima.

El calor se transfiere desde el fondo de la olla al vidrio por conducción, tal como el fondo de cualquier utensilio de cocina caliente transferiría calor al área de la encimera donde se almacena.

La falta de calor directo los hace más seguros.

Si colocas un trozo de papel entre la placa de inducción y la placa, no se incendiará.

Tan pronto como retire los utensilios de cocina, el calentamiento se detendrá. Y como el calor se transfiere de la sartén a la placa, nunca se calienta tanto como en las placas eléctricas.

Sólo se calienta la zona situada debajo de los utensilios de cocina, mientras que el resto de la placa permanece fría.

Y gracias a esta característica única, los líquidos derramados no se quemarán en la placa. La placa se puede limpiar fácilmente con un solo paño.

¿Qué tipo de utensilios de cocina se pueden utilizar en la estufa de inducción?

Además, para que el utensilio de cocina se pueda calentar, debe estar fabricado de un material conductor magnético o de un material ferromagnético para que la inducción pueda inducir calor en su interior.

También se les llama materiales inductivos.

Una forma de comprobar si tus ollas y sartenes son aptas para la inducción es colocar un imán en el fondo de los utensilios de cocina (incluso un imán de nevera servirá).

Si se pega es apto para inducción. Los materiales compatibles con la inducción incluyen hierro, acero inoxidable, hierro fundido, hierro fundido esmaltado y acero.

Si los utensilios de cocina están hechos de algún tipo de hierro, como cobre completamente revestido de acero inoxidable o aluminio completamente revestido de acero inoxidable, funcionará con inducción porque el material revestido es ferromagnético.

Si coloca encima utensilios de cocina de vidrio, aluminio o cobre, no se calentará cuando se coloque sobre una placa de inducción.

Esto se debe a que no soportan el proceso de inducción y por tanto no se genera calor.

¿Cómo se desarrolla el calor en las placas de inducción?

La palabra inducción es una forma abreviada de inducción electromagnética.

Funciona según el principio de generar energía térmica mediante magnetismo a través de una bobina de alambre en los utensilios de cocina.

Frotarse las manos genera calor. Esto se debe a la fricción en tus manos.

Cuanto más rápido se frota, más calor se genera.

Un principio similar también funciona con la cocina por inducción, solo que en este caso no se trata de la fricción entre las manos, sino de la fricción creada por los electrones en los utensilios de cocina.

Mientras que las cocinas de gas o eléctricas requieren el encendido de una fuente de calor, en la cocina por inducción los propios utensilios de cocina se convierten en la fuente de calor.

Cuando se activa la inducción, una corriente electromagnética comienza a fluir a través de una bobina de cobre, también llamada elemento calefactor.

Cuando colocamos utensilios de cocina listos para inducción en la estufa de inducción, la corriente electromagnética atrae los electrones de la sartén hacia una formación.

Los electrones intentan resistirse a entrar en esta formación, lo que finalmente provoca fricción.

Este constante tirar y empujar de electrones crea fricción en los utensilios de cocina. que a su vez genera calor.

Durante todo este proceso, ten en cuenta que el calor lo genera el utensilio de cocina y no la estufa.

Y por eso no se calienta cuando la inducción está encendida, a menos que tenga utensilios de cocina encima.

Esto significa que no habrá quemaduras si lo tocas accidentalmente, ya que la inducción permanece fría incluso cuando está encendida.

Cuando se enciende y hay utensilios de cocina encima, los utensilios de cocina se calientan pero la inducción permanece fría.

No hay miedo a fugas de gas. No tienes que preocuparte por los humos del gas ni por dejar el enchufe encendido, ya que el dispositivo sólo funciona cuando los utensilios de cocina están encima.

También hay sensores que apagan automáticamente la inducción si el recipiente de cocción se sobrecalienta.

Si no hay olla en la cocina de inducción y accidentalmente se deja encendida, no se generará calor, lo cual es una buena medida de seguridad.

Calor temporal restante: aquí se recomienda precaución

Como ya hemos mencionado, en una placa de inducción el calor sólo se produce en los utensilios de cocina.

Esto significa que después de la cocción puede quedar un ligero calor residual que se disipa rápidamente.

La mayoría de las placas de inducción tienen un ventilador incorporado que funciona automáticamente durante y después de la cocción. Este ventilador también ayuda a enfriar la estufa.

A diferencia de una cocina de gas o eléctrica, en una placa de inducción casi todo el calor se utiliza para cocinar y se libera menos al medio ambiente.

Esto también da como resultado menos calor en la cocina en comparación con una estufa de gas o eléctrica.

Resumen

Casi todas las cocinas de inducción tienen un botón de calor residual que muestra si la zona de la placa de inducción en la que se cocinó está caliente. El calor residual se disipa muy rápidamente.

El botón de calor se apagará, lo que indica que ahora es seguro tocar la estufa incluso encima del elemento calefactor en el que se realizó la cocción.

Mientras el botón de calor residual indica «caliente», puede usar ese calor para derretir ciertos alimentos o mantenerlos calientes sobre el elemento calefactor.

Cocinar ya no es una tarea sudorosa, caliente y peligrosa como antes.

Como mencioné anteriormente, el fuego es muy bajo y eso también se debe al traslado de los utensilios de cocina a la encimera.

El resto del área permanece fría al tacto. Incluso puedes intentar agregarle helado o huevo crudo. El helado no se derrite y el huevo no empieza a cocinarse.

No te preocupes por que la placa de inducción se caliente y empieza a utilizar la inducción con tranquilidad, incluso si tienes niños pequeños y curiosos cerca.

El toque accidental no causará ningún daño. ¡Diviértete cocinando!

Otros artículos que también te pueden gustar:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

¿Las placas de inducción se calientan y se pueden tocar?

Las placas de inducción son una opción bastante popular y eficiente en cuanto a cocinas se refiere. Sin embargo, es común que surjan dudas con respecto a su funcionamiento y seguridad. Una de las preguntas más frecuentes es si estas placas se calientan y si es seguro tocarlas mientras están en uso. Aquí responderemos a esta cuestión de manera clara y concisa.

¿Las placas de inducción se calientan durante su uso?

No, las placas de inducción no se calientan directamente durante su uso. A diferencia de las cocinas tradicionales de gas o vitrocerámica, las placas de inducción generan calor de manera mucho más eficiente y segura mediante campos magnéticos. Estos campos magnéticos generan corrientes eléctricas en el recipiente de cocción, calentándolo directamente. Por lo tanto, la superficie de la placa de inducción se mantiene relativamente fría al tacto.

Es importante tener en cuenta que el calor generado se transfiere al recipiente y a los alimentos, por lo que estos sí se calentarán durante el proceso de cocción. Sin embargo, una vez que se retira el recipiente de la placa, esta se enfría rápidamente.

¿Es seguro tocar las placas de inducción mientras están en uso?

Mientras la placa de inducción esté en funcionamiento, es seguro tocar su superficie. Como se mencionó anteriormente, estas placas se mantienen frías al tacto debido a que no generan calor directamente en su superficie. Sin embargo, es importante tener precauciones adicionales para evitar accidentes:

  1. Utiliza recipientes aptos para placas de inducción: Para asegurar un funcionamiento seguro y eficiente, es necesario utilizar materiales de cocina compatibles con las placas de inducción. Estos recipientes suelen ser de acero inoxidable o hierro fundido, que son materiales magnéticos que permiten la transferencia de calor adecuada.
  2. Mantén las manos limpias y secas: Para evitar resbalones o deslizamientos accidentales, asegúrate de tener las manos limpias y secas antes de tocar la placa de inducción o los recipientes de cocción.
  3. Utiliza los controles de seguridad: Muchas placas de inducción cuentan con funciones de seguridad adicionales, como apagado automático, bloqueo para niños, etc. Es recomendable familiarizarse con estas funciones y utilizarlas según sea necesario para prevenir accidentes.

En resumen, las placas de inducción no se calientan directamente y, por lo tanto, se pueden tocar sin riesgo de quemaduras. Sin embargo, es fundamental seguir las precauciones mencionadas anteriormente para garantizar un entorno de cocina seguro y evitar posibles accidentes.

Si deseas obtener más información sobre el funcionamiento y ventajas de las placas de inducción, te invitamos a consultar las siguientes fuentes:

Deja un comentario